Busca compañeros/as que estén dispuestos a trabajar en tu iniciativa, un grupo que quiera compartir sus activos para colaborar en una propuesta común.

Estimular la curiosidad y el interés del resto de compañeros es fundamental para llevar a cabo nuestra iniciativa.

Comunicar claramente nuestros objetivos y los recursos humanos que vamos a necesitar es vital para que la comunidad educativa pueda implicarse.

Intentar segmentar nuestras necesidades es una forma adecuada de hacer asequible el nivel de implicación necesaria para desarrollar nuestro proyecto.

Escuchar las sugerencias del resto de participantes asegura una parte importante del éxito de nuestro proyecto.

Estar dispuestos a ajustar nuestra expectativa es un camino infalible para alcanzar la meta.

Sugerencias